20 febrero 2018

Un gobierno nuevo para Rajoy


Estimado Sr. Rajoy, usted que tanto ha hecho por este país, que tan poco se lo hemos agradecido, tiene todo el derecho a que le prestemos ayuda, de que le sugiramos que aproveche la baja de De Guindos y remodele el gabinete de forma eficaz.

No pretendo que haga caso al cien por cien, pero sí que deseo darle algunas pistas que le puedan mejorar sus grandiosas iniciativas. Y, si me lo permite, colocar a cada persona en su sitio, aumentando la productividad y la eficacia.

Y aquí van mis sugerencias:

Presidente del Gobierno Inactivo pero sabrosón: Mariano Rajoy

Vicepresidenta del 155 todo el tiempo, y a machacar: Soraya Saénz de Santamaría
Es el premio que se merece. Ya ven qué bien está actuando, poniendo a los catalanes en su sitio, castigando a los independentistas y habiendo conseguido hasta cuatro escaños en las últimas elecciones.
Vicepresidente de la Patria, Una, Grande y Libre: Alberto Rivera
Éste ha de ser uno de sus grandes fichajes. Antes de que le quite el puesto, déle de comer en su mesa, que seguro que su ego tiene hambre.
Ministro de Economía y Emprendedores: Luis Bárcenas
Quién mejor que Bárcenas, este hombre que con tan buenas maneras manejó las finanzas de su partido y consiguió con espíritu emprendedor elecciones pagadas por empresarios y un capitalito de 46 millones en Suiza.
Ministro de Los Tres Poderes en Uno: Rafael Catalá
Este buen hombre, que ha demostrado su habilidad en someter el poder judicial al ejecutivo, y en ningunear al poder legislativo cuando no son iniciativas de su partido, es el hombre idóneo para conseguir el gobierno que todo lo puede.
Ministra de Finiquitos simulados y diferidos: María Dolores de Cospedal
Sin comentarios. Agria, Pomposa, Peinetera y con habilidad en ofrecer finiquitos.

Ministra de Fiestas, Confetis, Globos y Coches varios: Ana Mato
Ya entiendo que la cesaste, pero eran otros tiempos. Hoy se ha demostrado que es única en su labor, basta que contrate con quien tú ya sabes.
Ministra de Cultura, Himnos y Banderas: Marta Sánchez
Una independiente que puede darte muchos votos. Y aunque haya demostrado su ignorancia poética en el himno, ya sabes que a tu electorado, al igual que a ti, os ha hecho vibrar, y ha dado en el clavo en el momento oportuno.
Ministra de la Tercera Edad, Pensiones y Candy Crash: Celia Villalobos
¿Quién mejor que alguien que ha decidido trabajar hasta los 80, y juega y duerme cuando debería trabajar, para representarnos a los jubilados?
Ministro de Trabajo, Precariedad y Desigualdad: Juan Rosell
La verdad es que ya ejercía, pero lo hacía en la sombra. Por qué no hacerle subir a la palestra para que termine de alcanzar la gloria.
Ministra de Charcas y Ranas: Esperanza Aguirre
No puedes dejar fuera a tu querida rival, la lideresa. Ella que tantas trampas ha consentido en Madrid y que ha sabido rodearse de tanta buena gente que ha dado triunfos trucados a tu partido, que menos que la hagas ministra.
Ministro de Inmigrantes ilegales: Xavier García Albiol
No le puedes abandonar. Ha fracasado en Cataluña, pero tu vicepresidenta y tú sois los grandes responsables. Así es que, como sabes qué amor tenía a los inmigrantes cuando era alcalde, aprovéchalo para este puesto.
Ministro de Corruptelas chulescas: Francisco Granados
Siempre es bueno tener a un tipo así en el gobierno. Para negociar no tiene precio. Eso sí, cuidado con la cartera y los altillos de la Moncloa.
Ministro de Eventos Especiales y Gratuitos: Álvaro Pérez ‘El Bigotes’
Sin comentarios. Un verdadero artista que no debes desperdiciar.
Ministro del Idioma Español Único y Soberano: Javier Lambán
Sí, ya sé que es del PSOE, pero podría ser de tu partido y además aceptará sin duda este cargo. Y se llevará como directores generales a García Page y a Fernández Vara.
Ministro de la Memoria Histórica es para Carcas: Pablo Casado
Este jovencito que está loco por el poder, promuévelo a este ministerio. Al fin y al cabo, como no tiene presupuesto, que veje a las víctimas.
Ministra de la Mujer Decimonónica: Ana Botella
A esta mujer, esencia total del pasado, alcaldesa que lo fue por aquello de ser mujer de, cada vez más me recuerda a la ínclita Pilar Primo de Rivera, y estoy seguro de que te montaría, en un pispás, otra Sección Femenina.
Portaferoz del gobierno: Rafael Hernando
De este individuo, mejor no digo nada. No vaya a ser que venga y me dé una ostia.

Sé que hay muchos más que merecerían estar en este gobierno transparente y farandulero. Sin embargo, dejo que algunos de los lectores puedan sugerir otros nombres de méritos indudables y que usted sea quien cierre esta lista con los nombramientos que crea necesario. Al fin y al cabo, usted mismo podría, sin duda, desempeñar cada una de las distintas carteras y hacerlo mejor que nadie. Así es que, ahí le quedan por si quiere tenerlos en cuenta.

Salud y República

17 febrero 2018

Venganza y castigo para Cataluña: La inmersión lingüistica


Así sigue la cuestión. El gobierno pepero no se conforman con haber hecho que la actuación de las fuerzas del orden en Cataluña haya sido un ejemplo de brutalidad, reconocido en el mundo entero. Va más allá. Y para seguir castigando y vengándose de los independentistas mantienen a cuatro personas, después de cuatro meses, en prisión preventiva acusándoles de rebeldía, cuando todas las iniciativas políticas del independentismo han sido pacíficas. Algo insólito y que la mayoría de los juristas no entiende.

Si es opinable el hecho de que deban ser juzgados, lo que no tiene ninguna explicación es que, sin motivos, se les condene a prisión antes. Todo es cuestión de venganza y de castigo, que por cierto, ha llevado a los peperos a tener un resultado en diciembre (cuatro escaños) que no les permite ni tener grupo propio en el Parlament.

Pero ellos siguen en el intento. Está claro que si el hombre es el único animal capaz de caer dos veces en la misma piedra, en el caso del PP, en relación con el ‘proces’, puede caer muchas más veces. No saben por dónde empezar, salvo seguir con medidas punitivas y vengativas.

El colmo ha sido la última. Y es que dicen que pretenden cargarse la inmersión lingüística. Se les da de miedo echar gasolina al fuego. Cualquiera diría que no piensan. Hoy no hay problemas con la ley de inmersión, yo vivo la mitad del año en Cataluña y soy testigo directo. Está demostrado que la mayoría de los catalanes, que habían perdido con anterioridad el conocimiento escrito de la lengua catalana, hoy no tienen ese problema. Y, además –según estudios realizados--, mantienen un conocimiento del castellano similar al de otras autonomías.

Por otro lado, sólo C’s y PP defienden esta iniciativa, lo que quiere decir que cuentan con sólo un 30% de escaños en el Parlament, estando en contra el resto. Pues a pesar de ello, el PP y su partido filial C’s están empeñados en crear problemas donde no los hay.

¿Por qué, si no hay problemas y la sociedad catalana en su grandísima mayoría está conforme con esta ley, el PP y C’s se empeñan en querer cambiarla? Si no es por necesidad o porque lo pida la mayoría social, ¿cuál es la causa? Pura y llanamente se trata de castigar a la sociedad catalana y hacerla volver a la situación lingüística colonial que se imponía con el castellano en tiempos franquistas.

Pues ahí está el PP, que gracias a la aplicación del 155, dice poder hacer y deshacer leyes desde Madrid, sin contar con los catalanes. Parece que el PSOE, después de esta amenaza, se está dando cuenta de que metió la pata al unirse al bloque del 155. ¡A buenas horas, mangas verdes!

Queda claro que hoy han perdido el oremus y quieren imponer desde Madrid, la vida de los catalanes. Ellos con el 155 pretenden gobernar de manera dictatorial y obtener beneficios propios, vejando a la sociedad catalana y sometiéndola a un castigo por seguir pensando como piensa.

Desde aquí, quiero hacer una llamada a las fuerzas independentistas para que invistan lo antes posible a un presidente que forme gobierno, y se pueda dejar sin efecto el 155. No se puede jugar con el diablo, porque siempre tiene una carta escondida en la manga.

Tienen que llegar a un acuerdo lo antes posible. Éste es el fallo de los independentistas, que sabiendo de lo que son capaces los peperos y los riveras, no lleguen a un acuerdo que pueda iniciar una nueva etapa, donde Cataluña se gobierne desde Cataluña.

Salud y República


16 febrero 2018

La Ley de la Memoria Histórica, sigue sin cumplirse, después de diez años


Pues sí. Hace diez años que se aprobó la ley de la Memoria Histórica y sigue sin cumplirse. Cualquiera diría, con justeza, que hay leyes mayores y leyes menores. Desde luego, esta ley más que ser menor es, prácticamente, inexistente.

Yo creía que las leyes había que cumplirlas, hasta que llegó la de la Memoria Histórica. Y es que, los herederos del nacional-catolicismo, están dispuestos a saltársela a la torera. El PP ha sido, por medio de sus altos cargos, bien del partido o bien institucionales, el gran detractor de esta ley, hasta llegar a dejarla vacía.

Por un lado, la ha dejado sin presupuesto durante sus años de mandato, lo que ha impedido que se pueda gastar un euro en su cumplimiento. Por otro lado, ha apoyado con descaro a todas las instituciones que defienden el franquismo y les ha dejado campar por sus fueros. Mientras que ha dejado sin presupuesto a esta ley, ha estado durante años subvencionando la Fundación Francisco Franco y defendiendo que el Valle de los Caídos siga siendo un monumento simbólico de la dictadura franquista, entre otras lindezas.

Y va mucho más lejos, no sólo sigue dejando que haya miles de cuerpos por cunetas y lugares no apropiados, sino que además veja a las víctimas –las pocas que quedan (quizá está sea la táctica, esperar a que mueran todas para que se cumpla aquello de: “muerto el perro, se acabó la rabia”)-- y sus familias. Altos dirigentes (entre ellos Hernando y Casado) las han insultado y el Partido Popular, en su conjunto, ha tratado de sepultarlas por segunda vez, con el fin de hacerlas desaparecer, con la estúpida excusa de que se abren heridas. Heridas que ellos han querido mantener abiertas.

Hoy, seguimos esperando que esta ley, como cualquier otra, se cumpla. Y es que la ley del embudo del PP vuelve a funcionar. No paran de decir que la ley hay que cumplirla, por ejemplo en el caso catalán, mientras que ellos se pasan la de la Memoria Histórica por el arco del triunfo. ¿Alguien se imagina que se consintiera el incumplimiento de la ley en el ‘proceso catalán’?

Es inaudito, además de vergonzoso, que hoy el Valle de los Caídos siga siendo un templo de gloria donde exaltados franquistas y curas ultracatólicos celebran allí sus ceremonias honoríficas a Franco, mientras que los presos políticos que lo construyeron y murieron cumpliendo esa condena, siguen allí. Tumbas de los genocidas (los verdugos) en lugar privilegiado, junto a los que murieron efectuando trabajos forzados (las víctimas).

Es increíble que un espacio monumental como el Pazo de Meirás, un regalo forzado que se hizo a Franco, siga siendo de propiedad de su familia, y que hoy se haya puesto a la venta por ocho millones de euros. Algo que debía pertenecer a la Xunta de Galizia, hoy hará millonarios a los herederos de Franco. ¿Por qué no se ha expropiado? Un Bien de Interés Cultural que perteneció a Pardo Bazán y que, sin el menor esfuerzo, terminará en herencia millonaria de la familia del mayor genocida de este país.

Es tremendo ver cómo en muchas ciudades españolas existen todavía –en contra de lo que dice la ley--, calles, monumentos, estatuas que exaltan a criminales franquistas y que se consienta que perduren después de cuarenta años de democracia.

Es lamentable e injusto que todavía muchos cadáveres republicanos asesinados en la guerra civil sigan desaparecidos o mal enterrados, mientras que los rebeldes han sido sepultados debidamente y homenajeados.

No hay mucho que hacer. Mientras que el PP esté en el gobierno no hay posibilidad de que se cumpla esta ley. Hoy, con el apoyo de C’s, que tampoco ha movido un dedo para que se cumpliera, siguen dedicándose a saltarse esta ley, eso sí, ante temas que son de su interés, sacan su coletilla preferida: “El cumplimiento de la ley es el primer principio democrático”. Ya saben ustedes que cuando se trata del PP, ellos ponen la excepción, por aquello de que: la excepción confirma la regla ¿democrática?

Salud y República

10 febrero 2018

M punto Rajoy: Ahorro, Chiringuitos y Cadena Perpetua


Este buen hombre, capaz de superarse cada día, en lo poco que va de mes ha confeccionado un triángulo cuyos lados le hacen acreedor de la fama que se ha ganado a pulso.

Es difícil que nos sorprenda, puesto que tanto tiempo disparatando, le hacen acreedor de una experiencia probada durante muchos años, y sin embargo lo consigue.

Fíjense en el primer lado de este triángulo pepero: El ahorro. Sí, M punto Rajoy, nos ha vuelto a soltar otro consejo, por aquello de que él es el único que tiene sentido común y sabe en cada momento lo que hay que hacer. Hoy, “una vez que la crisis se ha superado”, tenemos que ahorrar. Eso nos ha dicho. Y lo debemos hacer para ‘complementar’ nuestra futura pensión y para la educación de nuestros hijos. Y se ha vuelto a quitar la careta.

Con sueldos más pequeños y precarios, y con el 17% del país en el paro, hemos de ahorrar. Este individuo nos pretende tomar el pelo, una vez más.


Su objetivo está claro, ir devaluando el Estado de Bienestar, que ya se ha degradado de forma importante durante su presidencia, hasta que todo quede en manos privadas. Ese es su objetivo. Quién sabe si terminará presidiendo una empresa de seguros privado o de enseñanza privada. Pero, sus declaraciones le delatan, pretende que tanto las pensiones como la educación sean financiadas, como mínimo en parte, por el contribuyente, vía empresas privadas.

Otro lado del triángulo de M punto Rajoy son los chiringuitos. En un mitin en Málaga ha dicho que mientras que él sea presidente habrá chiringuitos. Y, claro, no le vamos a quitar la razón, una vez que la tiene. Y es que, este PP, este maravilloso partido tramposo, nos ha obsequiado con diversos y variopintos chiringuitos. Todos relacionados con un denominador común: la corrupción pepera. Ahí nos ha dejado, el chiringuito de la Gürtel, el de la Púnica, el de Lezo, el de Andratx, el de Bárcenas, el de Brugal, el de Carlos Fabra, el de Emarsa, el de Palma Arena, el de Pokémon, el de Rato, el de Taula y unos cincuenta más que están funcionando a pleno rendimiento en los distintos juzgados. Una maravilla, pensar que tenemos más de sesenta chiringuitos y con más de novecientos afectados (imputados) peperos que los llenan y los dan vida.

Y, por último, nos queda el tercer lado: la Cadena Perpetua. Hoy conocida con un eufemismo –otro más, con el fin de disimular su verdadero nombre--, como es la Prisión Permanente Revisable. Y es que, una vez que se ha demostrado que España es uno de los países con menor delincuencia criminal en el mundo, que además tiene una tendencia negativa, el PP, en busca de votos perdidos y actuando de forma represora y punitiva, como es su costumbre, ha decidido que hay que sacar lo peor de las vísceras humanas, si el fin es ganar votos.

Algo que es comprensible en las familias de las víctimas –donde es normal que pueda existir, ante un crimen deleznable, un deseo de venganza-- ha llevado a este partido a querer instaurar una figura, como la Cadena Perpetua, que no se ha creído necesaria en todo el periodo democrático, a pesar de que hemos vivido atentados terroristas muy difíciles. Y es que su gaviota (o su charrán) no hace honor a este partido, debería ser sustituida por un buitre u otro carroñero, mucho más cerca de este PP vengativo, represor y limitador de cualquier tipo de libertad o de reinserción.
Por cierto, es curioso ver cómo se están endureciendo las penas de los delitos en el Código Penal, y sin embargo los robos, cohechos, desfalcos, fraudes y estafas, tan propias en su partido, quedan con penas pequeñas y con prescripción de poco tiempo. ¿Por qué será?

Salud y República

01 febrero 2018

Báñez y Villalobos, dos diputadas "adalides de los pensionistas"

Ya saben ustedes cómo está el patio. El PP en los últimos seis años se ha comido la hucha de las pensiones, unos setenta mil millones de euros, que se dice pronto. Además nos han dejado a los pensionistas con un aumento de las pensiones que ha provocado una caída del poder adquisitivo en los últimos años del 4% y que, de seguir con ese ínfimo aumento del 0,25, podría dejarnos dentro de cinco años con una pérdida de más del 12%.

Bueno, pues no se conforman con dejar la hucha de las pensiones a cero, sino que además no son capaces de reunir al Pacto de Toledo y de dar soluciones a este grave problema. La culpa es, como decía la directora del FMI –la señora Lagarde, otra que tal baila--, que los jubilados vivimos demasiado, como si ella fuera una chiquilla, con sus 62 años a las espaldas.

Báñez, esa ministra que no es sino la voz de los empresarios, en este caso la de los seguros privados, vuelve a mentir y dice que los jubilados no sólo no estamos mal, sino que en un alarde sobrenatural, lógico en quien invoca como aliada máxima de la precariedad laboral a la Virgen del Rocío, dice que los datos son favorables y tozudos y que los jubilados vivimos como reyes. Esta infame ministra a pesar de que la CEOE le hace todo el trabajo, y la virgen la ayuda en su labor, es de una ineptitud delirante y ha conseguido cargarse el mercado laboral, llenándolo de precariedad y de sueldos míseros que no permiten salir de la pobreza.

Bueno, pues se atreve la osada señora a enviarnos una cartita diciéndonos que la subida de las pensiones (0,25%) es un esfuerzo que hay que agradecer. La verdad es que llega a tanto la estulticia de la tal señora, que seguramente no se ha dado cuenta de que el envío de la carta supone, entre sobre, papel, tiempo y franqueo, más de la subida media mensual de la pensión (2,5 euros). No me dirán que no es una lince.

Y qué decir de Celia Villalobos, que aconseja ahorrar dos euros al mes y meterlos en seguros privados y además pretende trabajar hasta los 80 años. Jugando al Candy Crush y durmiendo en el hemiciclo, y con Manolo (ya saben, el chofer al que grita cuando está cabreada) que la trae y la lleva donde la señorona quiere, así cualquiera. Por cierto, que me gustaría saber qué pensaría con un trabajo de verdad, y no hablo de mineros, albañiles o peones camineros –no me vayan a llamar demagogo--, simplemente en una oficina donde le hicieran trabajar de verdad o en unos almacenes, veríamos si no solicitaba a gritos la jubilación. Además, a punto de cumplir 69 años, está ocupando un puesto de trabajo, sin dar ni golpe.  ¡Ah! Y que no se me olvide, con unos 90.000 euros anuales pagados por el erario público, justo igual que las pensiones que se cobran.

Luego, en un alarde fantasioso, pretende dar consejo a los jóvenes diciendo que ahorren dos euros al mes y lo inviertan en un seguro de pensiones. Además de una hipócrita –quien sabe si no terminará hasta los 80 años, en una importante empresa privada de seguros— es una ignorante, puesto que con ese capitalazo, si supiera multiplicar, se daría cuenta que en 30 años a dos euros al mes se puede llegar a 720 euros. Un enorme capital, con el que obtendríamos una pensión de unos cinco euros al mes (con una gran rentabilidad), viviendo 25 años de jubilado. Probablemente debería ir a clases de cálculo, en vez de jugar en un parlamento, a dar consejos estúpidos y falsos, a dormir y al Candy Crash.

En fin, son dos perlas del PP, dos personas que se ríen de los jubilados y que demuestran por dónde van los tiros de este partido con los pensionistas. Ahora bien, se me abren las carnes de pensar que, precisamente, son los mayores de sesenta años el mayor caladero de votos de su partido. Y es que, esta esquizofrenia popular demuestra un masoquismo mayúsculo que no tiene parangón.

Salud y República

25 enero 2018

"M punto Rajoy" pasa de las mujeres y defiende a Camps

Una joya, la entrevista que le hicieron ayer a M. Rajoy. Refleja su pensamiento y su manera de ser de forma clara. No me extraña que no sea pródigo en aceptar entrevistas. Cada día me pregunto cómo es posible que Rajoy y sus muchachos ganen las elecciones. Aunque sea sólo por una cuestión ética, parece imposible.

Pues ahí le tienen, denostando a las mujeres –el problema de la discriminación salarial por género se la trae al pairo--, ha sido claro y no ha querido reconocer un gravísimo problema, la brecha salarial, que perjudica notablemente a las mujeres –falta de empatía e insensibilidad total--, machismo puro y vil. Y qué decir de la corrupción, hoy ya probada en la Comunidad Valenciana. “M punto Rajoy” no sabía lo que ocurría en el PP valenciano. No sabe si Camps es militante del PP y defiende su inocencia y su buen gobierno. ¡Hay que tener bemoles!


No sabe nada de la corrupción valenciana. Quita toda la importancia a la masacre represiva en Cataluña y a la inmensa pérdida de votos en las últimas elecciones catalanas. Y sigue insistiendo en que no hubo referéndum. Todo menos reconocer su fracaso. Además, a pesar de haber sido ministro del Interior, con tal de no hablar de lo ocurrido el 1º de octubre, dice que no entiende de operaciones policiales. ¡Ver para creer!

Pero, ¿dónde vive este hombre? Es más, ¿en qué país viven los que le siguen votando por mayoría? Estamos ante una esquizofrenia nacional que soy incapaz de comprender.

Y ya, para colmo, ha decidido ser de nuevo candidato de su partido en las próximas generales. ¡Toma ya! ¡No querías caldo, toma dos tazas! Es que no tiene abuela, ni pudor, ni vergüenza. Cuando cualquier gobernante de un país democrático y decente hubiera dimitido, “M punto Rajoy” se jacta de haber ganado elecciones y con ello cree que le han perdonado la corrupción, y pretende seguir en la picota.

En fin, el rey de la desigualdad, el de 0 euros para la Memoria Histórica, el que presupuesta menos por dependiente que lo que se presupuestaba en 2011, el emperador de un partido corrupto. El que ayuda a la banca y a las empresas constructoras, rescatándolas. Ese es M. Rajoy, el hombre que se cree dios y que pretende seguir haciendo lo mismo.

Hoy para colmo, y por desgracia, los datos del último trimestre de 2017 de la EPA le vuelven la espalda y son los peores desde que según el PP, empezó la recuperación. Más parados, menos cotizantes a la S.S. y más desigualdad. ¡Hay quién dé más! Otro mérito más para su reelección.

Lo dicho. Un tipo que ha iniciado el problema catalán (recordemos que mandó al Constitucional un estatuto aprobado por las Cortes Españolas, por el Parlament y por los catalanes en referéndum), que ha incrementado hasta lo más hondo la desigualdad. Que ha hecho pagar la crisis a las clases medias y las más desfavorecidas, mientras los pudientes se enriquecían. Un personaje que preside un partido donde salen corruptos como setas en otoño, y que incluso él está señalado en los papeles de Bárcenas. Un elemento que nos ha llenado los medios de frases incomprensibles, que tiene como principio la inanición. Este es “M punto Rajoy”, el hombre que quiere convertirse en presidente perpetuo. ¡Apaga y vámonos! Pero, ¿en qué planeta viven sus votantes?

Salud y República

23 enero 2018

Ciudadanos, de nuevo, salva el culo al PP

Es difícil entender cómo todavía hay gente que piensa que Ciudadanos es un partido autónomo. A pesar de las aparentes diferencias, surgidas con el resultado electoral en Cataluña, no dejan de salvar al PP y a sus gobiernos central y autonómicos.

Cómo se puede comer que diciendo ser el partido adalid contra la corrupción y la opacidad, acaba siempre ayudando al PP. El último caso se ha dado en la C.A.M. en donde a Cifuentes le ha salvado la campana de Ciudadanos y al final, gracias a los chicos de Rivera, la sargento de hierro se ha salvado de comparecer en la Comisión de Investigación.

Esconder documentos del Canal, dicen que es una falta administrativa, cuando tenían orden judicial para entregarlos a la oposición. Y es que C’s, por la mañana, pedía la comparecencia, pero la sargento Cifuentes les ha puesto firmes, amenazándoles con romper el pacto de gobierno con ellos –fuera del poder, Ciudadanos tiene frío y no sabe hacer oposición— y estos muchachos han pisado el freno y han dado marcha atrás. Ha bastado una orden del PP para pararles los pies. Es lo que hay.

El cabo chusquero Rivera, subalterno excelente del general M. Rajoy, es un chico listo, que no inteligente –el pobre ha estudiado en un colegio de pago y además ha cumplimentado su formación política en las NN.GG. del PP--, y sí, es listo y capaz con un equipo de Monopoly, empleando eslóganes vacíos y actuando con un afán incontestable por acaparar votantes, de parecer un partido político.


Desde luego, nadie dirá que no ha sido eficaz buscando caladeros de votos, pasando desde la socialdemocracia de hace un par de años a la derecha extrema. Lo que ocurre es que todo es un paripé. Jugando a defender la honradez y la transparencia, ayuda, constantemente, al PP. Y así, a cambio de algunos pequeños sacrificios del PP –renuncia de algunos de sus corruptos poco importantes— consigue parecer para muchos, un partido decente, cuando su rol es el de mamporrero pepero a tutiplén.

Apoya sus presupuestos, les ayuda en las difíciles decisiones contra los independentistas, les perdona –haciéndoles pagar un pequeño precio— su corrupción y tratan de presentarse como un partido político regenerador.

El PP trata de demostrar un disimulado enfrentamiento con los chicos de C’s, con el fin de completar los votos de la derecha entre ambos, incluidos algunos de centro o de la izquierda que, engañados, piensan en que C’s es un partido regenerador. Y lo hace, porque sabe que al final, Rivera y Cía terminarán cayendo en sus filas, después de haberles servido mucho y bien.

En fin, lo dicho. Y, hoy, con el caso de la comisión de investigación de la CAM lo ha vuelto a hacer. Y no nos engañemos: Ciudadanos y PP la misma cosa es.

Salud y República

20 enero 2018

Zoido, otro ejemplo de ministro del Interior pepero

M. Rajoy es un experto eligiendo ministros en general, y de récord Guiness cuando escoge a los de Interior. Sus dos elecciones han sido y son unas joyas que destacan sobre los demás, son artífices de situaciones únicas y causas insuperables. Gente encantadora capaz de desafiar el mínimo sentido común –ese sentido al que tanto invoca M. Rajoy para objetivar sus iniciativas, aunque sean tóxicas e intolerables— y de convertir en mierda todo lo que hacen o tocan.

Ahí quedó el tal Jorge Fernández, tipo siniestro, capaz de manejar fiscales y montar conspiraciones desde su despacho ministerial o de recibir a imputadísimos, en secreto, como hizo con su amigo Rato. Un tipo que aparcaba bien gracias a su ángel de la guarda, Marcelo, y que de tanto en tanto le daba por condecorar a Vírgenes como heroínas de quién sabe que suceso. Un elemento meapilas, cuya misión institucional estaba más dirigidas por el Opus-Dei, al que pertenecía, que por el gobierno de M. Rajoy.


Pero, después de haber sufrido, durante cinco años al ministro chupacirios, resulta que va M. Rajoy y decide nombrar a Juan Ignacio Zoido –como premio por haber sido desbancado de la alcaldía de Sevilla— como nuevo ministro del Interior. Y, en poco más de un año, el nuevo ministro ha sido capaz de superar en despropósitos y decisiones arbitrarias a su antecesor. ¡Otro acierto de M. Rajoy!

Porque fíjense ustedes. Para empezar, cuál miembro sectario de un grupo mafioso, con su nombramiento se llevó al ministerio a todos sus colaboradores sevillanos, justo los que le habían ayudado a perder la alcaldía sevillana, como parte de sus colaboradores en Interior, sin tener ninguna experiencia en este Ministerio. De este clan sevillano, destaca por sus decisiones “ejemplares” el director general de Tráfico: Gregorio Serrano. Quién en este corto tiempo ha sido capaz de, bajo la tutela de su capo Zoido, montar dos numeritos de cuidado.

Y es que nada más ser nombrado, al tal Serrano le obsequiaron un ‘pisito’ de la Guardia Civil –sin tener derecho--, al que además le añadieron un presupuesto de 51.000 euros para arreglarlo. Eso sí, el tal Serrano a cambio de que le dejaran el ‘pisito’, ofreció a la Guardia Civil unas instalaciones de la Jefatura de Tráfico. Vamos, sencillito, dinero e inmuebles públicos para uso de este individuo que trata de hacer un trueque como si los bienes de la D.G.T. fueran suyos. Mientras, ahí estaba Zoido para defender a su amigo querido, uno de los miembros del clan sevillano. Afortunadamente, gracias a la opinión publica, el caso no llegó a buen puerto, y el tal Serrano se quedo sin ‘pisito’.

Otra, la más gorda, de todas las que ha hecho el capo sevillano, ha sido el envío de efectivos de orden público del gobierno central a Cataluña durante tres meses. Una broma que nos ha costado a los contribuyentes 87 millones de euros y que ha sido una vergüenza, por su actuación violenta y desproporcionada el primero de octubre y por su inutilidad durante los tres meses siguientes. La llamada operación Copérnico fue capaz de originar cientos de heridos sin cumplir su objetivo primero: Evitar que se celebrara el referéndum. Una represión dura pero ineficaz que sirvió para demostrar la inutilidad de un ministro del Interior, incapaz de cumplir su misión principal y de echar más leña al fuego, a costa de una represión desproporcionada e incontrolada.

En el activo de Zoido debemos añadir la decisión de utilizar una cárcel –la de Archidona-- como ‘depósito de quinientos inmigrantes’ donde uno de ellos ha perdido la vida. Está claro que el ministro confunde a inmigrantes con delincuentes, y por eso ve con absoluta normalidad que los inmigrantes sean encerrados en la prisión, sin haber cometido ningún delito. Yo lo llamaría ‘hipersensibilidad’ negativa, o mejor, simplemente, xenofobia.

Y, de momento por último, queda otra actuación grave que hace del ministro Zoido un ministro incapaz e insolvente. Se trata de las decisiones tomadas la semana pasada, ante la nevada de hace unos días. Y aquí vuelve a entrar en acción el tal Serrano, quién decidió, con una fuerte nevada prevista y con un operación retorno en marcha, quedarse en su Sevilla del alma, para dirigir lo que terminó siendo un caos de proporciones gigantescas, con miles de coches y personas encerradas en una autopista bloqueada, sin que se tomaran las acciones pertinentes ni antes, ni durante el grave incidente. Mientras, el gran responsable del Interior, cumplía con su labor: ver el derbi de fútbol sevillano desde el palco del Sánchez Pizjuán. Eso sí, tranquilo y defendiendo a su amiguete Serrano, ante uno de los más grandes desastres que se han producido en la carretera.

Ahí están, vivitos y coleando, viviendo como ministros, sin pagar sus afrentas y sin que sus arbitrarias y equivocadas decisiones les hayan hecho dimitir. Y es que M. Rajoy les perdona, y si dios les perdona, que podemos hacer los pobres y humildes seres terrenales. Hemos pasado del clan del Opus al clan de los sevillanos, sin un respiro y perplejos. Y ahí quedan apoyados por partidos de la oposición como Ciudadanos (es un decir) y PSOE que siguen con su política de colaboración, con disimulo. Tratando de que parezca que pretenden cambiar algo, sin cambiar nada. Y el PP tan contento, porque recuerda aquello de: “mucho ruido y pocas nueces”. ¡Y a vivir, que son dos días!

Salud y República

15 enero 2018

El PP que nos espera este año

El Partido Popular pretende seguir consumiéndonos en su salsa. Para ello está moviendo todos los recursos que tiene, que son muchos, y tratará de paliar la situación difícil, por la que atraviesa, con iniciativas mediáticas, fórmulas inocuas y falsas soluciones para seguir inoculándonos el virus de la desigualdad económica, la pobreza y la inequidad social.

Van a lo suyo, eso sí, les va a costar cada vez más. Y es que el PP está acorralado y acosado por todo lo que les rodea, y gracias a sus propios méritos.

En primer lugar tendrá que volver a ceder ante C’s y PNV, para salvar los presupuestos de 2018 que deben aprobar, hoy todavía en la nevera por dificultades en los acuerdos, bien debidos a cuestiones de corrupción o bien de territorialidad. Pero, no tendrán problemas, tanto Ciudadanos como Peneuvistas pondrán el cazo y les ayudarán a aprobar el presupuesto.

Lo que no está tan claro son una serie de temas que representan los obstáculos en su camino. Para comenzar el año, no lo podían haber hecho peor con el primer pistoletazo: La han armado buena, gracias a su director general de tráfico y al ministro del Interior por el suceso de la AP-6. Y a ello, sumemos los juicios por corrupción que les van a tener todo el año ocupados en defenderse. Hoy ya ha empezado la cuestión en Valencia, pero no sólo la Gürtel les espera en 2018.

La corrupción va a seguir quitándoles el sueño a los peperos. Así, en la Comunidad de Madrid, de una forma inexplicable para todos menos para ellos, se han retirado de la comisión de investigación de la corrupción, aludiendo a que se les insultaba. Está claro que llamarles delincuentes y corruptos es para ellos un insulto, cuando para los demás es un epíteto real, como la vida misma. La verdadera razón es querer esconder, y negar a la oposición, los documentos solicitados en el asunto del Canal de Isabel II. Algo que después de negar en dos ocasiones, Cifuentes no ha tenido más remedio que entregar antes de que le obligara la ley. En definitiva, tratan de ganar tiempo y, si pueden, destruir los discos duros.

El año no ha comenzado bien para los chicos de Génova. Resulta que, hasta su máximo ejemplo en cuestiones económicas, el hombre artífice del milagro español, el “amigo Rato” ha declarado en el Parlamento contra su propio partido, acusándoles de manipular y actuar de forma mafiosa contra Bankia y contra él, forzando el rescate de la antigua CajaMadrid. Como respuesta, la callada. Y ya saben aquello de quien calla, otorga.

Los resultados de Cataluña les han dejado tocados –cercanos al hundimiento--, y han hecho de Ciudadanos, su aliado especial, su principal oponente en la derecha española. Y aunque siga creyendo que el partido de Ciudadanos es efímero e inocuo, basado en una ayuda exacerbada de los bancos, en un marketing político acertado y en un empleo de frases-eslogan superficiales y sin ningún contenido, siempre a la búsqueda del voto de la elección más próxima, hoy representa para el PP, un gran hándicap que les ha destrozado su ya precaria importancia en Cataluña, y les ha robado cientos de miles de votos, según las encuestas, en el resto del Estado.

Y todo ello, sin querer cambiar ni un ápice en sus futuros presupuestos. Por ejemplo, siguen sin convocar el pacto de Toledo, dejando a las pensiones en una situación futura incierta, siguen dejando a cero el presupuesto para la Memoria Histórica, continúan despreciando a los dependientes, basta ver que su proyecto de presupuesto pretende continuar con una aportación por dependiente menor a la de 2011. Y qué decir de la ayuda que siguen prestando a la Iglesia y a las asociaciones franquistas, como es el caso de la subvención que conceden a la Asociación de Militares Españoles, conocidos por su apología al franquismo, y defensa del Nacional-Catolicismo y de la “Victoria” de los militares golpistas de 1939.

Lo tienen difícil y, sobre el tema estelar de Cataluña, ya saben qué opinan. Nada de concesiones, viva la represión y los resultados de las elecciones no tienen importancia. Lo que vale es el 155. Ya no nos queda sino esperar que la gota de agua de este año, rebose y haga desbordar el vaso maldito que nos tiene en una burbuja de desprecio, corrupción y desigualdad desde 2011. Amén.

Salud y República

08 enero 2018

Justicia vengativa contra Junqueras

Los tres Magos este año han sido peperos, como corresponde a cualquier monarca, y han decidido que Oriol Junqueras siga en prisión. Naturalmente los Magos que han propiciado este desvarío han sido los tres jueces del Supremo.

Sin ser hombre de leyes, pero sí seguidor de los acontecimientos políticos, no encuentro ningún argumento para que se mantenga a Junqueras –también a los otros Consejeros y a los Jordis--, en prisión provisional, salvo que sea una cuestión de venganza.

El manejo de fiscales y de jueces por parte del PP, partido que podría ser nombrado el tótum revolútum de la separación de poderes, es constante, a pesar de su empeño en defender que existe separación cuando mezcla los tres poderes y pretende manejarlos a su antojo desde su gobierno. Así empezó todo con el Estatuto aprobado por todos y con la utilización del Tribunal Constitucional como censor máximo a su beneficio.

Y es que no han podido asimilar que, de nuevo, el independentismo haya obtenido mayoría de escaños, que ellos hayan conseguido la mayor derrota de su historia, y que a pesar de todo lo que ha ocurrido, los independentistas hayan alcanzado casi los mismos resultados que en las elecciones anteriores.

No se puede entender que la prisión preventiva, algo que se aplica en casos muy excepcionales se haya utilizado con Junqueras y los otros independentistas. Parece claro que el caso es seguirles complicando la vida y que, a pesar de haber ganado, tengan problemas para formar la mesa del Parlament y el Govern.

Ahí sigue Albiol, capitoste pepero, cuya xenofobia quedó clara cuando ejercía de alcalde de Badalona, cuyos ciudadanos le han premiado en estas elecciones catalanas con un 8%. Pero ellos siguen como si no hubiera pasado nada y además con ese odio acumulado por el resultado tan negativo de su candidatura.

Cuando hay condenados, o imputadísismos con juicio oral abierto por corrupción --del PP o próximos a él, que hoy esquían en Suiza o se mueven sin ningún problema y a sus anchas-- que a simples imputados políticos se les niega la libertad, probablemente por ser independentistas y porque “se han atrevido” a presentarse y salir muy airosos en las elecciones, es algo demencial.

El hecho de que su 155, más la actuación inhumana de las fuerzas policiales del 1 de octubre, la marcha de empresas fuera de Cataluña y la encarcelación de varios políticos independentistas no les haya dado resultado, en vez de corregir su actuación, les incita a seguir por la línea dura, con la lanza de la venganza por delante.

No sé qué paso será el siguiente que den, pero si todavía no han entendido que en Cataluña hay una mayoría importante en contra del 155, que son una mayoría muy amplia los que desean un referéndum acordado, que hay una mayoría grande en contra de la encarcelación de los políticos independentistas y que los independentistas no son cuatro gatos sino cerca del 50% y no se van a rendir, es que viven en otro mundo y son un peligro para todos. Aunque tengan más fuerza, apliquen la represión en vez del diálogo y utilicen los poderes del Estado a su antojo, no han entendido que lo único que están haciendo es crear mártires y terminarán desapareciendo en Cataluña. Eso sí, complicándonos la vida a todos.

Salud y República

04 enero 2018

La cabalgata que provoca homofobia

En Madrid, como todos los años, el ayuntamiento celebra, en los distintos distritos, cabalgatas de Reyes. Este año ha llamado la atención la del distrito de Vallecas.

Este año desfilará, dentro de la cabalgata, una carroza con tres mujeres –una dragqueen-- que, bajo la asociación Orgullo Vallekano, pretende dar visibilidad a los valores de igualdad y diversidad, algo que también atañe a la educación de los niños, donde se estima que un 10% son LGTBI.

Nada más saber esto, los sectores conservadores han lanzado sus dardos venenosos contra este hecho, denunciando que esta carroza es un intento más de Ahora Madrid y de la alcaldesa Carmena de desnaturalizar la Navidad.

Ahí quedan preocupadísimos los chicos y chicas del PP y de  C’s porque no entienden que esta carroza deba participar en un desfile navideño y profundamente religioso. Y es que estos meapilas utilizan su religión para tapar sus vergüenzas homófobas. Por mucho que lo intentan no pueden evitarlo y les sale homofobia por todos sus poros.

El argumento que emplean estos conservadores nacional-católicos es tan flojo que basta ver cómo son la gran mayoría de cabalgatas, y las carrozas que las componen, para que quede desmontado de inmediato.

Porque, ¿cuándo han protestado los peperos y demás conservadores cuando han desfilado, junto a los Magos de Oriente, equipos de fútbol, dioses romanos como Cibeles o Neptuno, o personajes que nada tienen que ver con la Navidad como Darth Vader? O, ¿Cuándo han dicho ni pío ante carrozas como las de El Corte Inglés, MoviStar o distintos bancos? Y que yo sepa tampoco tienen mucho que ver con la Navidad. Eso sí, son los representantes de esta sociedad plutocrática donde el Dios Dinero es el Zeus de nuestro tiempo.

Y no sólo han criticado la existencia de esta carroza, que trata de normalizar ante los niños y mayores las orientaciones sexuales minoritarias, sino que han mentido, como nos tienen acostumbrados, y desde uno de sus diarios favoritos han anunciado que los reyes magos eran sustituidos por reinas drag-queens, cuando los magos siguen siendo los ocupantes de las carrozas principales, mientras que la carroza en cuestión ocupa un puesto complementario más, dentro del desfile.

Ojalá que hubieran despertado la misma preocupación por el barrio de Vallecas –al que tienen olvidado y discriminado— que la que demuestran por esta carroza.

Y es que tratan de mantener las apariencias y pretenden encerrar al colectivo LGTBI en un solo día, el del Orgullo Gay, sin permitir que se salgan de su fiesta, porque en el fondo y en la superficie son unos carcas y unos homófobos de primera y basta cualquier excusa para que se les caiga la careta. Son lo que son, y pretenden negarlo, ni que estuviéramos ciegos.

Salud y República

28 diciembre 2017

La ley de la Memoria Histórica cumple 10 años de inacción

El pasado 26 de diciembre se cumplieron diez años de la ley de la Memoria Histórica. Una ley que al parecer de muchos –entre otros el que escribe— se quedó corta y que según peperos y otros derechistas fue demasiado lejos.

¿Y qué ha pasado en estos diez años? Poca cosa. Mientras que el timorato Zapatero trató de empezar a poner la ley en práctica, la llegada de Rajoy la ha dejado seca. Absolutamente a cero. Sin presupuesto, que no es sino una fórmula para incumplirla durante su presidencia. No se atrevió a derogarla, pero es lo que ha hecho de facto. Hoy, nos encontramos sin Verdad, sin Justicia y sin Reparación para esas víctimas de última categoría.

Orgulloso de tal hecho, Rajoy ha podido seguir actuando desvergonzadamente en contra de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, como heredero del mismo, obstaculizando la recuperación de los cuerpos, hoy en cunetas y en lugares indignos y desconocidos.

Una afrenta que muchos no perdonamos. Mientras que trata con un cuidado excelso a las víctimas del terrorismo de ETA –lo que me parece bien--, ha abandonado a las otras víctimas del terrorismo más importante que ha habido en España, el del franquismo. Así, hoy todavía hay 140.000 víctimas del franquismo desparramadas por los lugares más infames, haciendo de nuestro país, el segundo en el mundo, en número de desaparecidos, después de Camboya.

¿Alguien puede imaginar qué ocurriría si el presupuesto de las víctimas yihadistas y de ETA fuera cero patatero?

Hoy todavía podemos leer en distintos callejeros, títulos de calles, plazas o callejones que honran a ilustres golpistas y torturadores. En esto, algo se ha avanzado. Sin embargo, cuando se ha pretendido cambiar algún nombre franquista de alguna calle –como ejemplo, el de Millán Astray, criminal fundador de la Legión--, se ha paralizado por orden de la Justicia que también se pone del lado de los golpistas.

Y mientras que los cuerpos de los que lucharon en el bando golpista han sido durante décadas honorados, los del bando republicano constitucional han sido denigrados y aplastados con desprecio.

Podría suponerse que hoy con un parlamento donde el PP es minoría, será posible aplicar la ley y proveerla de un presupuesto digno. Sin embargo, el hecho es que  Ciudadanos también piensa parecido, baste saber que Girauta, ese tipo que parece tan simpático, diputado portavoz en el Congreso y número tres del partido de Rivera, escribió un libro –La República de Azaña-- en el que sigue las tesis de Pío Moa, el seudohistoriador fascista que le prologó, y que justifica y apoya una II República golpista, frente a unos militares patriotas que salvaron a su España.

El mayor mausoleo que demuestra la más absoluta inequidad y criminalidad es el Valle de los Caídos, un monumento que edificaron a la fuerza presos políticos del franquismo, y donde todavía hay casi 34.000 cuerpos, muchos de los presos políticos que para más inri han sido enterrados cerca de su máximo torturador, el dictador criminal Franco.

Y podríamos seguir hablando de la represión franquista, de los torturadores que actualmente viven plácidamente, mientras sus víctimas reclaman justicia. Es el caso de, por ejemplo, Billy el Niño –un torturador cruel-- que ha sido reclamado por la Justicia Argentina, y que la Audiencia Nacional se niega a entregar.

Está claro que lo que esta derecha franquista y reaccionaria pretende es que al prolongar la situación en el tiempo, las víctimas del franquismo y sus familiares vayan desapareciendo, y con ello tratan de que se cumpla aquello de: “muerto el perro se acabó la rabia”. Lo que no han contado es que, al igual que otros heredan su franquismo, la rabia se puede heredar y los hijos y nietos de los ‘perros’ pueden seguir pretendiendo Verdad, Justicia y Reparación, hasta que se cumpla.

Salud y República

26 diciembre 2017

Otro mensaje inocuo y pepero del rey

Y van cuatro. Este buen señor sigue los pasos de papá con algo más de tristeza y de pepería incontrolada, nos ha vuelto a demostrar lo que es en la Nochebuena.

Es verdad que no ha estado tan borde como el pasado tres de octubre. Sin embargo, ha vuelto a ser un mensaje a favor del PP, seguramente fabricado por este partido, olvidando cuestiones de calado, que no le son favorables, y sacando conclusiones positivas que más le vale que él mismo cumpliera.

Hace once años, empecé a escribir mi blog –Kabila--, criticando el discurso de papá-rey, y no es que la cosa haya cambiado. El rey sigue siendo una correa de transmisión del gobierno de turno al que halaga –seguramente, por la cuenta que le tiene--, y al que nunca critica.

Si el tres de octubre se pasó unos cuantos pueblos y se posicionó claramente con el bloque del 155, olvidando la represión inhumana del uno de octubre y las claras responsabilidades de un gobierno pepero por su rechazo a lo que aprobó el pueblo catalán y por su inanición durante diez años, hoy ha pasado del tema.

No ha sido capaz de reconocer que ha ganado el independentismo y que él y su discurso han sufrido una tremenda derrota. Y es que, aunque no debería meterse en política puesto que así está establecido, sólo se mete para defender al gobierno de turno o para soltar inocuidades y cuestiones de carácter general que no dicen nada o que van dirigidas a las trincheras de los que no están en el bloque del 155.

Ha hecho menciones a los derechos humanos y quizá debería explicar porque sigue siendo tan amigo de ciertos monarcas sátrapas, misóginos y homófobos (como el de Arabia Saudita), o también ha hablado de transparencia, y su patrimonio es más oscuro que una noche sin luna, además ha mencionado la violencia de género y la igualdad de género y sin embargo su esposa no puede divorciarse sin acordarlo con él. Ha hablado de crisis y desigualdad, y no hay nada más que ver los emolumentos de su familia por hacer no se sabe qué. Por cierto también habló de corrupción, pero naturalmente no mencionó a su cuñado y a su hermana. Y, quizá, hablar de democracia cuando es Jefe del Estado por ser hijo de… y no tener que ser elegido, no parece casar muy bien. En fin, como se puede ver un ejemplo para todos.

Eso sí, siempre teniendo por delante la España Una-Grande-Libre. Siempre defendiendo una Constitución, por la que es rey, aunque está obsoleta en muchos artículos. Siempre afianzando cuarenta años en los que hemos mejorado. Sólo faltaba que después de Franco hubiéramos ido a peor, aunque sin duda podríamos haber mejorado mucho más.

En fin, otro discursito para sonarse los mocos y tirar, antes de que nos contamine. Una representación indigna desde un sitio ‘modesto’ y con ejemplos incumplidos. Una verdadera desvergüenza. Suma y sigue…

Salud y República

22 diciembre 2017

Cataluña: ¿Y ahora qué?

Ya se han celebrado las elecciones. Ya están los resultados definitivos. ¿Y ahora qué? ¿Qué ha cambiado? Sí, hay cambios cuantitativos importantes si observamos los datos de los distintos partidos. Sin embargo, si el problema mayor era ver si resistía el independentismo, el resultado ha sido claro: SI.

El bloque independentista ha conseguido la mayoría absoluta de escaños, y le sobran dos. Todo ello a pesar de que la CUP ha obtenido un resultado malo, pero JxC y ERC pueden, incluso con la abstención de la CUP, alzarse con la investidura.

¿Dónde están todos aquellos que querían hacer desaparecer de un plumazo a los independentistas? Como muchos otros decíamos la fuerza del independentismo no desaparece con actuaciones represivas, sino dialogando, haciendo política.

Es verdad que ha ganado Ciudadanos con holgura, pero también es verdad que esta candidatura ha sido la que más rechazo ha tenido desde los demás partidos. Y estaba claro que las posibilidades de que Inés Arrimadas fuera Presidenta eran nulas, incluso ganando, como ha ocurrido.

Si después del 155, de la represión del 1 de octubre, de la masiva intervención mediática antiindependentista, de una justicia al servicio del gobierno central que ha encarcelado preventivamente a políticos, de la marcha de las empresas, el independentismo tiene mayoría absoluta, alguien tendría que pensar que las medidas represivas no han servido y habrá que pensar en otras. Aunque no lo reconozcan

Ciudadanos se encuentra en la gloria, y hay que oírles hablar, parece que ya han solucionado el problema del independentismo al haber ganado, absolutamente falso.

Qué decir del PP, que casi desaparece del espectro político catalán, después de estar todo el día diciendo que ha solucionado el problema. El hecho de haber atacado desde el Constitucional, después de aprobado, el Estatut en 2010, haberse pasado siete años mirando a otro lado y sin querer dialogar, y haber aplicado en el último momento medidas represivas que han violentado los derechos humanos, han pasado factura al PP, que, sin embargo, si escuchamos sus declaraciones, parece que no ha pasado nada. No sé si están ciegos o es que la ira les hace estar en el país de Nunca-jamás.

Por cierto es de notar que también ha influido su candidato, el xenófobo Albiol que ha visto cómo el PP ha sido expulsado en las urnas de Cataluña. Baste el ejemplo de que en Badalona, donde el exalcalde obtenía mayoría, en estas elecciones ha sacado un 8%.

El PSC con el efecto Iceta, a pesar de haber subido un escaño, también ha sido comido en parte por Ciudadanos y no ha conseguido poder optar a gobernar.

También CeC ha obtenido malos resultados, tres diputados menos. Y es que en un país donde sólo se hablaba en blanco y negro, los grises han sido sepultados.

Desde luego, el bloque del 155 ha fracasado profundamente, esa intervención no ha servido para nada salvo para demostrar que la represión ha sido una espoleta que ha mantenido las ansias independentistas casi intactas. A lo mejor habría que cambiar de táctica. Aunque con estos actores parece que será difícil.

¿Quién hace sentarse a dialogar a Rajoy, cuando sigue diciendo que sólo se puede actuar dentro la ley? Naturalmente la ley la impone él, que con recovecos se la salta cuando le conviene y que no ha entendido que las leyes hay que cambiarlas de acuerdo a lo que ocurre y no al revés. Está a su servicio. No es capaz de entender que las leyes se cambian cuando los acontecimientos lo requieren, algo casi imposible si Rajoy es el mandamás. Después de estas elecciones se ve más necesario que nunca un referéndum pactado, donde los ciudadanos catalanes se expresen en libertad.


A ver si el PP se entera que la democracia es diálogo y no represión, y que las cuestiones importantes se acuerdan y no se imponen. Aunque me temo lo peor…

Por cierto, como he visto en twitter, hay una nueva empresa que se marcha de Cataluña: el PP (vamos que lo han echado).


Salud y República

15 diciembre 2017

Iceta también baila la yenka

Este hombre bailongo, como ha demostrado, lleva la música en la sangre. Claro que parece no tener preferencias por los distintos géneros, y le da igual un pasodoble que una sardana. Y, sin embargo, últimamente, lo que se le da de miedo es la yenka.

Sí, seguramente los jóvenes que lean esta entrada no conocerán este baile característico de los años 60. Un baile que tuvo su exitazo en aquellos tiempos y que no había guateque donde no se bailara. Y era facilón. Al ritmo de la música bastaba seguir con pasos acertados lo que decía el estribillo: Izquierda, izquierda, derecha, derecha. Adelante, detrás, un, dos, tres.

Pues sí señores, Iceta podría ser nombrado yenkero mayor del reino. Lo que él hace y dice no es sino una versión vintage que le ha permitido moverse, sin rubor, por una ideología ancha y, a menudo, ajena. Bastaba que un día dijera izquierda y al siguiente se corregía y decía derecha. Si un día daba un paso adelante, el otro iba al paso de los
cangrejos.

Y ahí van las pruebas. Todos recordamos como, al unísono con su jefe Sánchez, decía NO, con mayúsculas –así lo dijo--, al 155 en julio, para pasar a un SÍ en dos meses. Y tan campante. Sin los socialistas, el PP no se hubiera atrevido a imponer el 155 y seguramente no habría habido otra solución que sentarse a dialogar. Pero Iceta bailó la yenka y…

A pesar de decir que es de izquierdas, ha aglutinado a herederos de la antigua Unió, como Espadaler, en su lista electoral, con el aval de Durán i Lleida, aquel político claramente de derechas que vivió a la sombra de Pujol durante unos cuantos años.

Después ya en plena campaña, la yenka le ha absorbido el seso, de tal forma que ha sido un campeón en contradecirse. ¿Cómo es posible que se pueda entender la negación de pactar con independentistas y a la vez hablar de que la solución es un gobierno transversal?, o cuando dice que él propondrá el indulto para Junqueras y compañía y, sin embargo, cuando confirmaron su prisión, habló de cumplir la ley, a su pesar.

Es difícil nadar y guardar la ropa. Desde luego, ya me explicará el Sr. Iceta cómo es posible una transversalidad sin incluir a partidos independentistas. Ya verán como después del 21, se desdecirá y dirá aquello de: …lo que yo quería decir…, y si los números lo permiten tratará de pactar con ERC, además de CeC y buscar abstenciones. ¡Al tiempo!

Sí y no. Arriba o abajo. Izquierda o derecha. Negro o blanco, lo importante es que el gato cace ratones (gane elecciones)

La verdad es que le está dando resultados según las encuestas. Claro que también los resultados electorales han favorecido a Rajoy y ya tiene guasa la cosa. Sin embargo, hay que preguntarse si todo vale en política, si mentir es algo natural. O, simplemente, la ética está por encima de los resultados, aunque aplicarla signifique no ganar.


Salud y República

11 diciembre 2017

El papel de ‘Catalunya en Comú – Podem', en las elecciones

Es pronto para sacar conclusiones cerradas, las encuestas no dejan de ser intenciones en un momento determinado, que además pueden esconder votos ocultos.

De cualquier forma, hay cuestiones meridianamente claras. Basta sacar promedios y ver las tendencias que se están produciendo.

No entiendo muy bien cuando se trata de hablar de dos bloques y a uno se le denomina independentista, mientras que al otro se le conoce como constitucionalistas. En el primero se incluyen Junts per Catalunya (JxC: Puigdemont), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC: Oriol) y la Candidatura d’Unitat Popular (C.U.P.) y en el segundo Ciutadans, PSC y PP. Lo que suele dejar a Catalunya en Comú (CeC), la marca podemita, fuera de los dos bloques, como si estuviera en el limbo.

Para empezar es absolutamente interesado que CeC quede fuera del bloque Constitucionalista, puesto que respeta la actual Constitución y la cumple, aunque su propósito sea cambiarla para actualizarla, después de haber constatado que tras casi 40 años ha quedado obsoleta en partes fundamentales y que sólo el 20% de la población actual la votó, en su momento.

Así es que, yo llamaría a los dos bloques formados, para que no haya dudas, el bloque independentista y el bloque del 155. De esta forma queda claro que CeC no está en ninguno de los dos.

Hay algo que se repite en las distintas encuestas. Y, es que, aunque haya variaciones importantes en los distintos partidos, el resultado de los dos bloques parece que será muy parecido a los de las últimas elecciones. Los independentistas sumados, obtendrán entre 65 y 70 diputados, mientras que el bloque del 155 conseguirá entre 55 y 59, quedando CeC entre 8 y 12.


De ser así, como anuncian todas las encuestas la constitución de un nuevo gobierno sólo será clara y fácil si el grupo Independentista llega a los 68 escaños, algo probable. Lo que parece imposible es que, por ejemplo, Inés Arrimada, candidata de C’s pueda ser investida, porque para ello debería contar con los votos de CeC, algo imposible, porque aunque obtuviera los del PSC y del PP no llegaría nunca a los números del otro bloque. Por tanto, C’s parece que podría quedar entre los tres primeros partidos, incluso el primero, pero sin posibilidades de gobernar. CeC nunca puede pactar, ni votar en blanco para hacer president de la Generalitat a nadie del PP ni de C’s. Es el fruto de su política de extrema derecha que está llevando a cabo en Cataluña.

Así es que, de no conseguir los independentistas una mayoría absoluta de escaños –parece que es casi imposible, una mayoría absoluta de votos— sólo podrían gobernar en minoría si el CeC decidiera abstenerse. Algo muy difícil. Hay que recordar que los idearios y la gestión corrupta del partido de Puigdemont es incompatible con CeC, que sería quien podría darles la mayoría absoluta.

Por tanto, sólo quedarían dos posibilidades. Una, la convocatoria de nuevas elecciones –quizá la más probable--, y otra, una vez que ERC haya claramente renunciado a la vía unilateral de Independencia, si los números lo consienten, un tripartito entre ERC, PSC y CeC, cuyo líder se debería acordar.

Queda por tanto, demostrado que la importancia de CeC, más que por su número de diputados, será por su posición centrada entre los dos bloques, lo que puede hacerle jugar de comodín de los acuerdos de investidura y de gobierno.

Nada va a ser fácil el 22 de diciembre si se cumplen los pronósticos. El nuevo o la nueva president, así como la formación del futuro govern es muy complicado. Si alguien pensaba que con unas nuevas elecciones se resolvía el problema, podrá darse cuenta de su error en unos días.

Salga lo que salga, lo más importante es que empiecen a dialogar todos los actores. Es la única forma. Por un lado deberán renunciar a declarar la independencia unilateralmente, y por otro, deberán sentarse de una vez y reconocer que hay una realidad con la que hay que convivir y que no es posible que se soluciones con medidas represoras o haciendo como que los independentistas se van a disolver en un vaso de agua.

Malos tiempos para los partidos intransigentes. Si el PP y C’s no son capaces de abrir una vía de diálogo con los independentistas (supongo que PSC y CeC lo harán sin problemas) y si los Independentistas siguieran con su intento de independizarse de forma unilateral, se volverían a reproducir los mismos hechos. Y, sinceramente, ya estamos hartos, y los experimentos con gaseosa, por favor.

Salud y República


P.D. Por cierto, no sé qué hacen Junqueras, Forn y los Jordis en prisión preventiva, todavía. Llibertat!!

03 diciembre 2017

La Justicia es igual para todos… dice el PP, mientras la amaña en el caso Gürtel

Hay que ver qué cara más dura. Eso sí, legalmente, con trampas legales, gracias a unas leyes y normas que tanto adoran, hechas a su medida para perpetuarse y conseguir impunidad, aunque no tengan mayoría absoluta. Nos chulean constantemente y lo hacen con la excusa de hacerlo legalmente.

 La separación de poderes hace aguas por todos lados. Justo de lo que más presumen. Actúan a sabiendas contra esa separación, con premeditación, nocturnidad y alevosía. Eso sí, legalmente, que para eso tienen unas leyes que les protegen.

El caso Gürtel es de libro, y estoy convencido de que se estudiará en el futuro en las facultades de Derecho y Políticas, como un caso claro de manipulación desde el poder.

Al final el caso Gürtel, que ya les ha condenado socialmente con unas pruebas más claras que el caldo de un asilo, es un típico caso de demolición democrática, eso sí, utilizando ‘su democracia’ para salvarse. Esa democracia falsa y oportunista que pretende utilizar todos los resortes, que previamente se han colocado de forma interesada, para que de forma maquiavélica, puedan justificarse medios impropios e ilegítimos.

El mangoneo en los nombramientos y ceses de los jueces y fiscales de los principales órganos de gobierno judicial ha sido, es y será –si se sigue con el mismo sistema de nombramientos y con el PP como partido mayoritario— tan cotidiano como lamentable. Así, han caído del tribunal que debe juzgar la Gürtel, Julio de Diego (que fue quién con su voto logró sentar a Rajoy en el banquillo) y Ángel Hurtado, ambos progresistas. Sus sustituciones no se han hecho esperar: Juan Pablo González, un juez que formó parte del CGPJ, a propuesta del PP y María José Rodríguez Dupla que se ha encargado de hacer unas normas que permiten sustituir a jueces con causas abiertas.

Y es que esto viene de lejos, recordamos a Pablo Ruz, quién empezó la instrucción y a quien no pudiendo doblegarle le negaron una prórroga para seguir con el caso. Después colocaron a Concepción Espejel (la amiga Concha para Cospedal) que fue recusada, lo que aprovechó el PP para ascenderla y llevarla a la Presidencia de la Sala de lo penal) lo que hace que sea ella una pieza imprescindible para la designación de los jueces encargados de las causas del PP.

Las sospechas siguen en la Fiscalía, con el fiscal Manuel Moix, reprobado por el congreso, y aunque se vio obligado a dimitir como Fiscal general anticorrupción, sigue en la Fiscalía del Estado, o el nuevo fiscal general del Estado: Sánchez Melgar, más de derechas que el grifo del agua fría.

La composición de los órganos de gobierno judiciales tiene que cambiar, si se pretende independencia judicial. Puesto que parece imposible, y lo es, que estén formados mayoritariamente por el partido que gobierna, puesto que lo hace ser juez y parte. Y si a esto añadimos que el Fiscal General también lo nombra el gobierno, estaremos en una democracia coja, incapaz de hacer valer una de las premisas esenciales de la misma: La separación de poderes. El ejecutivo no puede ser juzgado por personas afines, salvo que lo que se pretenda, y así es, es tener impunidad y salir airoso de cualquier caso turbio que pudiera provocar. El caso de la Gürtel no es el único. La actuación de la Audiencia Nacional, del Tribunal Supremo, de los Tribunales Superiores de Justicia y de la Fiscalía del Estado deja mucho que desear. Hoy están bajo sospecha, puesto que sus miembros son elegidos directa o indirectamente por el gobierno. Y ya todos sabemos cómo elige el Partido Popular, cuyo lema es “ande yo caliente, ríase la gente” y cuyo fin es protegerse, como partido, --los ciudadanos no dejan de ser un efecto colateral-- y tener todo atado y bien atado.

Salud y República